Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 abril 2015

maria.b.meirino.verde.agua-Cada Centro de Energía, o “Chakra” es una puerta del alma en el cuerpo. Cada una de estas puertas está en relación directa con los arcángeles,  con las fuerzas espirituales  y con el  planeta tierra.

En estos momentos estoy en España, en Galicia, uno de tantos  paradores  del Arcángel Rafael.

El  color que representa al arcángel Rafael  es el verde. En Galicia, como en la Mesopotamia Argentina, donde también paso temporadas,  todo es verde y agua.

Rafael es protector de quienes viven y trabajan cerca del agua.

Galicia y la Mesopotamia Argentina  están surcadas por venas de agua. Aguas frías recorren la superficie de sus tierras y aguas calientes sanadoras surcan sus escondidas entrañas.

Rafael es, además,  el protector de los caminantes y viajeros.

En Galicia culmina el Camino de Santiago de Compostela que es un sendero de limpieza, donde las estrellas hacen el mapa y las personas lo recorren.

El Camino de Santiago lo puedes terminar en su catedral, donde descansa el apóstol Santiago, o en  Finisterre ─pueblo al que llamaban así los romanos porque pensaban que aquí se terminaba el mundo en la cima de un acantilado, rodeado de agua.

En la Mesopotamia Argentina, el camino lo puedes terminar en las cataratas del Iguazú, donde el agua baja en grandes saltos y las gotas suben al cielo haciendo los más maravillosos arcos iris que te puedes imaginar.

Este domingo festejamos la fiesta de Jesús de la Misericordia. El corazón de Jesús, iluminado por tres rayos, es una clara premisa que nos invita a que bajemos la razón a la casa del alma, “el corazón”; y quien tutela esta puerta, este Centro de Energía- Chakra no es otro que el Arcángel Rafael y sus ángeles.

El corazón de Jesús Misericordioso te dice de forma clara: lleva tu atención a tu  alma, deja que ella te guíe en estos caminos por el planeta, en las relaciones con tus hermanos, deja que los rayos de Jesús iluminen tu vida y la de las personas con las  que te relacionas.

Puedes hacer esta meditación

Pide compañía a los ángeles del Arcángel Rafael, ellos saben lo que tienen que hacer y tu alma los conoce.

La meditación es contemplativa: observa,  interactúa con la naturaleza, con el verde, el agua, el cielo.

A medida que te centres en la naturaleza vas relajando el cuerpo, escuchando los sonidos, el canto de los ángeles, y abres el cuarto Centro de Energía-Chakra. La cuarta puerta que tiene el cuerpo, tu corazón,  intuye los colores en tu pecho.

Los mismos rayos que salen del corazón de Jesús, salen de ti, iluminan tus emociones y te curan, si tienes una enfermedad. Deja a la fuerza de tu alma  trabajar, ordenar y retirar las energías negativas; deja que los ángeles del Arcángel Rafael te ayuden, como lo hicieron con  Tobías y Sara, a sanar tus enfermedades y a liberarte de las maldiciones  (si no conoces la historia, en la Biblia, en el libro de Tobías, está el relato).

Quédate en silencio y recupera la confianza en Jesús, en sus ángeles, en la fuerza de tu alma.

Paz y Bien

María Benetti Meiriño

Autora de libros y guía para meditación.
maria.benetti.meirino@gmail.com
***

Léalo también en la Revista Sexto Sentido haciendo clik AQUÍ

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Anuncios

Read Full Post »