Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 julio 2016

maria b. meirino indiaCuando digo belleza no solo me refiero a la hermosura de un rostro o cuerpo con armonía, hablo de la belleza que brota de una mente sana, limpia, del alma en paz, amable.

La mente es la creadora de los pensamientos, es el manantial de todas las acciones incluidas de la belleza del cuerpo, del brillo en los ojos, de una sonrisa plena que forma arrugas en las mejillas como sinónimo de alegría.

La mente, es como un oasis en el desierto. Si el manantial está limpio, su fuente es acogedora, huele bien, todos los pájaros se acercan a beber, bañarse, hay vegetación en su entorno.

Nuestra mente o nuestro oasis expresa nuestra belleza.

Otro ejemplo que utilizo para describir los pensamientos vibrando en el cuerpo es la tela de un cuadro.

Todo nuestro cuerpo es como una tela donde la mente pinta, dibuja, mezcla los colores y relieves; lo que la mente plasma sobre esta tela es lo que observan los demás.

El buen cuadro, el dibujo bien trazado se logra teniendo objetivos claros y sabiendo cómo llegar a ellos, con nobleza en las formas, dominio de sí mismo, sin importar las circunstancias, en una palabra, se logra con el cuidado del pensamiento.

 

No importa si la tela es de color blanco, amarillo, negro, no importa el color de la piel. Sabes que  la luz, el brillo, la belleza al cuadro se lo dará la calidad del trazo, las formas del dibujo sobre la tela, en otras palabras, la pureza de su mente. Un rostro sereno, alegre, es el resultado de pensamientos serenos, con buenos deseos, un alma libre, una mente sin ataduras ni prejuicios, ve en todo el bien.

La persona se transforma en bella cuando tiene dominio de su mente, de su trazado, del diseño de vida.

Ahora bien, estas palabras que escribo, no tienen el propósito de ser un sermón de buenos pensamientos, sino que proceden de un momento que he vivido en un colectivo en India con un vendedor de frutas. Según él, el mejor vendedor de toda India, porque, cada día, tuvo que esmerarse para llegar vender en los colectivos, tuvo que elegir con mucho cuidado lo que vendería, levantarse de buen humor, pensar bien, para no manchar el alimento con tristeza.

¡Este fue un encuentro con un hombre bello, de hermosa sonrisa, generoso, amable, de mirada franca, transparente, de buenos pensamientos!

Si quieres tener un cuerpo, un rostro bello sé celoso de tu mente.

La belleza es traslucida, transparente.

Puedes hacer este breve ejercicio:

Cada vez que tomes aire, inspira conscientemente la vida. El aire es vida, es la naturaleza en su mayor expresión de generosidad, de belleza. Sé consciente de este pensamiento. Tu mente es  creatividad, crea un pensamiento noble hacia ti mismo con todas sus poderosas posibilidades.

Al espirar, exhala este pensamiento recién creado, lo dejas ir.

Lo que inspiras es el futuro, vuelve a recordar el reciente pensamiento creado y déjalo ir.

Hasta la próxima semana.

Paz y Bien.

María B. Meiriño

Escúchalo en la voz de María, en la radio de oriente a occidente, haciendo clik aquí:

EL HOMBRE BELLO

Anuncios

Read Full Post »