Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘De Oriente a Occidente’

Las puertas viejas y las puertas nuevas. Hace unos meses con mi esposo y un amigo visitamos Holzkirchen en Alemania, fuimos a “Benediktushof, la casa del maestro espiritual como se lo llama a Willigis Jäger, el teólogo, benedictino y maestro zen.

Benediktushof, como casi todos los conventos fundados por la orden de San Benito, está en un lugar apartado, cercano a un río, rodeado de vegetación.

 
Llegamos de noche, cansados y con frío. En lo personal esperaba encontrarme con un portal de madera que indicara el sitio, incluso alguna imagen de San Benito o de algún santo de la orden, como en los demás cenobios dado que Jäger es benedictino. Pues nada, todo lo contrario a lo que imaginé. A pesar de estar oscuro, las lámparas del patio dejaban ver un prolijo jardín, grandes árboles, flores, cercos bien cuidados, caminos de piedra, y un muro angosto que tiene pintado el nombre “Benediktushof”, este austero indicador, nos daba la bienvenida a su casa y con pequeñas flechas las distintas opciones de entradas.
 
El convento se convirtió en una casa moderna y práctica que conserva algunas de sus estructuras del pasado.
 
Por hacerse un poco tarde, fuimos al comedor, un edificio viejo, renovado, paredes de vidrios que miran a los jardines, todo el interior muy iluminado, suave música en el ambiente, fuentes de agua a los costados de la puerta de entrada, la cocina en medio del salón.
 
Estaba en casa, de uno de los más importantes maestros espirituales de nuestro tiempo.
 
La vibración del lugar es maravillosa, para ponerlo en palabras es mirar un diamante con sus caras brillando a todas las direcciones.
 
Los olores de las especies, romero, albahaca, jengibre, el canto de las pequeñas fuentes de agua, los vidrios transparente dejaban estar con los arbustos, el cielo y sus estrellas, todo era de cuentos de hadas, todo era unidad.
 
Sin ser consiente estaba en un estado de oración esotérica. «Esoteros» significa «desde dentro» y desde adentro se fue sosegando mi mente y pude ir y ver que no era la única que estaba en esa realidad transpersonal.
 
Todas las aguas confluyen en el mar.
 
Con una pregunta ¿quieres comer algo de postre?, regresé de mi estado de meditación.
 
Mientras comíamos el postre, mi esposo y nuestro amigo, conversaban  sobre Santa Teresa de Jesús y los estados místicos de ella.
 
Comencé a reír, y me preguntaron: — ¿de qué te ríes?
 
—de las puertas viejas y las puertas nuevas— contesté
 
Unas puertas pueden ser de madera añejas, talladas con figuras y símbolos.  Otras alegóricas, marcadas con un austero pilar y diminutas flechas,
 
No importa el diseño, ni las formas físicas, lo que importa es cruzarlas, donde lo personal y lo no personal se encuentran, donde estamos todos unidos.
 
Te sugiero hacer una visita a la biografía de este gran maestro espiritual, no es necesario comprar sus libros, hay material suficiente en internet para bajar y leer.
 
PD: Willigis Jäger, monje benedictino, nació en 1925.
 
Paz y bien. Hasta la próxima semana.
 
También lo puede leer en el diario Primera Edición, Revista Sexto Sentido haciendo clik aquí
Anuncios

Read Full Post »

 
Llegamos de día, nos instalamos en la parte vieja, a cien metros del río Ganges o Ganga, como le llaman los hindúes. Luego de acomodarnos, fuimos a saludar a “las misioneras de la caridad”, la Congregación Religiosa que fundó la Madre Teresa de Calcuta.
 
Caminamos por la orilla del río, el más sagrado en la religión hindú, entre turistas, sadhus, peregrinos, lisiados, vacas, monos, mujeres lavando la ropa en el río, hogueras que dejaban ver restos de cuerpos quemados y perros tratando de comer lo que quedaba entre las brasas, esta imagen es muy fuerte, verlos remover con sus patitas las maderas humeantes.
 
En las escaleras, los mendigos sentados, esperando limosnas, y la caridad de los que pasamos delante de ellos.
 
No puedo describir los olores que suben desde el río y se mezclan con los que bajan de la ciudad, es un entrevero que sacude el cerebro, incluso parece que lo duerme, hay momentos que los ojos se entrecierran, no sé si es por la falta de oxígeno, o por no ver tanto sufrimiento.
 
Entre pasadizos, puertas pintadas de colores, dibujos de flores hechas con tiza sobre el piso, llegamos a la casa de las Misioneras de la Caridad.
 
Pasamos de un portal, a un pasillo y entramos a la recepción, pequeña, sin ventanas, pintada de blanco con puertas marrones, iluminada con una bombilla, en el techo un ventilador que apenas movía el aire y lo mezclaba con los olores a cloroformo e incienso.
 
Y de frente a la puerta principal, “el cuadro”,  más que un cuadro lo llamaría el espejo que refleja el trabajo de “la santa de las cloacas”, como la conocen en India a la Madre Teresa.
 
Este apodo se lo dieron en la India porque ella recogía a las personas enfermas que no tenían donde ir, personas moribundas, enfermos de lepra con parte de su cuerpo podrido, y más, para qué voy a extenderme en su obra si todos sabemos del trabajo de la madre Teresa.
 
Las personas vemos lo que queremos ver, ¿por qué digo esto?,  porque estaba mirando el cuadro,  el almanaque a mi costado, fotos pegadas en un pizarrón, y pensaba “todo tiene un significado”.
 
En esto entró un grupo de turistas, una de las señoras hizo un comentario sobre el cuadro, “esto está mal, muy mal, como van a tener pintado a Jesús meditando, envuelto como un hindú, Jesús , no es hindú, este cuadro confunde la fe católica”, dejó unas monedas y se fue.
 
Quedé mirando el cuadro, repasé una a una las imágenes, los colores, las formas, el mensaje.
 
Es un cuadro lleno de compasión, realidad, libertad, amor, es un mensaje claro de lo que hizo y quiere que se continúe haciendo “la Santa de las cloacas”, la Madre Teresa mística, guiada y protegida por Jesús que ofrece su bendición a cristianos, hindúes, ateos, musulmanes… Es un mensaje universal, ecuménico, de amor por todos los seres.
 
No soy buena recordando pasajes evangélicos, pero este sí que lo tengo siempre presente:
 
“Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado”.
 
Esta mujer católica, ¿lo recordaría?
 
Mis ojos, mi alma interpretó un cuadro lleno de caridad, amor.
 
No la conocí personalmente a la Madre Teresa, ni visité su casa de Calcuta, pero sí palpé su trabajo vivo en India. Decir trabajo vivo es lo mismo que decir, la brasa está prendida debajo de las cenizas.
 
Te sugiero pintar tu propio cuadro en tu mente y contemplar cómo está tu empatía, tu caridad.
 
No es necesario que te hagas misionero, o cuides enfermos, pero intenta pintarte como te ves colocando una moneda en la mano de quien te pide, sin preguntarte ¿para qué lo utilizará,  o me corresponde a mí dar limosna, mantenerlos?
 
CARIDAD….
 
Paz y bien.
 
Hasta la próxima semana
maria.benetti.meirino@gmail.com
Leálo también en diario Primera Edición haciendo clik AQUÍ

Read Full Post »

Origen: El tercer ojo. Temario del taller

Read Full Post »

A veces los amigos me preguntan ¿por qué viajan tanto?, ¿les gusta hacer turismo?, ¿no sería mejor una vida más sedentaria y tranquila?


Les contesto que viajo no sólo por el simple hecho de conocer sitios nuevos y distintos, sino más bien para encontrarme con la espiritualidad de ese lugar, con la energía de las personas que pasaron por allí, para aprender y luego poder compartir…

 
Por ello cuando visitas un lugar donde hayan  vivido maestros, donde hubo energías que han ayudado a transformar a las personas, sitios especiales por las fuerzas místicas que se sienten, has de saber que te contactas con ellas y que las vibraciones allí existentes incrementarán tu progreso espiritual.
 
Ese es  el valor de las peregrinaciones a lugares sagrados.
 
Son espacios especiales en los que se siente una gran inspiración y unión con Dios.
 
Este es el caso de la visita a Jerusalén, al país donde vivió, donde hizo los milagros y anunció su mensaje Jesús. Aquí se encarnó y sus vibraciones divinas aún se encuentran todavía en este lugar. Y son tan potentes como cuando él estuvo presente físicamente.
 
Quienes posean la sintonía adecuada al visitar Tierra Santa sentirán esa presencia.
 
O cuando fuimos al Monte Gargano, donde se apareció el arcángel Miguel, cerca de otro lugar en el que he vivido experiencias místicas profundas, San Giovanni Rotondo, la ciudad del Padre Pío de Pieltrecina.
 
O la ciudad de Asís, Santiago de Compostela, Benarés, Dharamsala…
 
Los dos últimos viajes fueron, el primero, un contacto con la tierra de Alemania y con una de las grandes santas medievales de Europa, Hildegarda Von Bingen.
 
El segundo fue un viaje a Nápoli, para encontrarnos con San Genaro, su patrono, y con José Moscati, o Giuseppe Moscati, tal como es su nombre original en italiano, el médico de los pobres, el médico sabio y bueno que ha llegado al corazón sobre todo de la gente humilde.
 
En todas las peregrinaciones a los lugares sagrados he aprendido algo, me he ido con una enseñanza profunda en mi alma.
 
Además del trato con esa cultura, con las personas que viven ahí, todas experiencias son magníficas para el crecimiento espiritual.
 
Pero eso se puede leer en los libros, me decía en otra ocasión una persona amiga.
 
Sí se puede, pero no es lo mismo que respirar, pisar, tocar, sentir, palpar…, la energía, el trato, la cercanía. No es lo mismo.
 
Pero primero, antes del viaje místico a esos espacios sagrados, es preciso meditar y prepararse.
 
Tampoco se trata de ir a la deriva. Antes se debe disponer el cuerpo, la mente con comidas suaves, oración, meditación…, para que ese contacto sea fructífero para tu aprendizaje y para tu espíritu.
Hasta la próxima semana.
Paz y Bien.
Puede leerlo en la Revista Sexto Sentido haciendo clik aquí.

Read Full Post »

Cuerpo AstralDías pasados fui a una conferencia de un yogui hindú, un sabio llamado Swami Purohit (curioso porque es un hombre casado pero su nombre significa en español, “sacerdote”), en una linda casa de  Galicia, España.

Entre las recomendaciones que hizo al público, recalcó en cuidar el cuerpo astral para no enfermar el cuerpo físico. Muchos de los que estaban allí, por lo que después declararon,  no tenían ni la menor idea de, qué es el astral.

Sus enseñanzas coinciden con las de mi amigo italiano, que  siempre me  recuerda que no deje de observar y tomar nota de los patrones emocionales de la gente,  ─de las distintas  culturas─  con la cuales interactúo en mis viajes, que preste atención al cuerpo astral porque allí es donde se ve lo que guarda el “yo”.

Según el yogui y mi amigo italiano el ser humano se transforma a medida que  domina su cuerpo astral, entre otras cosas.

Dicho esto les  voy a presentar a nuestro querido amigo, el cuerpo astral, para quienes no lo conozcan.

Es el traje del alma, es un doble  dotado de maravillosos sentidos  llamados chakras (centros de energía), o puertas que tiene el alma en el cuerpo físico.

En otras palabras es el portador de nuestros sentimientos, de nuestras emociones y de las cualidades de nuestro carácter, transformadas en energías sutiles que rodean el aspecto físico y material de cada persona.

Las experiencias del astral que no son liberadas, son las que determinan en gran medida las circunstancias de la vida personal.

La evolución del ser humano, de las sociedades,  no se da por reprimir las emociones,  con leyes sociales, ni por la negación de las experiencias de la vida. Todo lo contrario, evolucionamos en la medida que nos reconocemos seres espirituales que estamos aprendiendo y la forma de aprender es en la relación con el otro.

Si hemos actuado mal, si hemos hecho daño a otros o nos lastimamos a nosotros mismos, nos liberamos de estos dolores desde la comprensión, no escondiendo las vivencias o trayendo continuamente estos dolores al presente.

Cuando el  espíritu y la mente se unen de forma consciente,  las vibraciones del espíritu penetran el cuerpo astral y éste vibra a más velocidad y empieza a expulsar las energías negativas almacenadas, que tienen frecuencia menor.

Con ello perdemos el recuerdo emocional de experiencias dolorosas, negativas,  y podemos perdonarnos a nosotros mismos y a los demás.

A medida que aumenta la disolución de las estructuras emocionales –astrales estancadas─, el cuerpo emocional comienza a irradiar profundos sentimientos de amor y de alegría incondicional.

Estar con la mente en el pasado, llevar  pegadas emociones negativas en el cuerpo astral-emocional es anti evolutivo.

Si realmente quieres recuperar un recuerdo doloroso del pasado y transformarlo en comprensión, lo tienes que hacer  desde el espíritu que es la fuente de la luz, del amor. El espíritu  es imagen de Dios.

Pon en práctica todo lo que te ayude a dominar tus propias fuerzas emocionales negativas.

Te sugiero que ores, medites y busques el equilibrio en la naturaleza

Paz y Bien

Hasta la próxima semana.

María B. Meiriño

También lo puede leer en la Revista Sexto Sentido haciendo clik aquí

Otros artículos de María B. Meiriño enla Revista Sexto Sentido publicada en el diario Primera Edición haga clik aquí.

Read Full Post »

Sitio Oficial GICEM

gicem 2015 2 xsSeminario

Reiki  Crístico

Primer  Nivel

Logo de Reiki CrísticoDomingo 20 Septiembre 2015

De 9,30 a 19 hs

España

Galicia-Allariz

Julita Perez Ferro.jpg 2Rúa Alarico n 8. 4 A

Organiza

logo-gicemGrupo Internacional Científico de Estudios Místicos

Disertantes

maria.benetti.meirinoDtora. María  Benetti  Meiriño

Vacantes limitadas

Inscripción:

Tel.: 606 87 65 29

Tel. WhatsApp: 606 87 65 29

 vía correo electrónico

estudios.misticos.gicem@gmail.com

Tiene la otra opción de enviarnos la solicitud desde este blog, a través del espacio

Deja un comentario” que se encuentra al final de esta página.

Páginas para consultar

http://reikicristico.wordpress.com/inscripcion/

www.reikicristico.com

https://gicem.wordpress.com/inscripcion/

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente imagen:

Ver la entrada original

Read Full Post »

Meditation   

Path to the Sacred”

“Path-to-the-Sacred”

I am Maria

I take part in the creation of the meditation method,

Path to the Sacred

his method is divided in three levels.

What you will read in these pages is something similar to what I explain in the meditation seminaries.

Remember: the method is a part of the path, which will help you acquire the habit to meditate.

A mystic Hindu said

“More important than activity,

devotion or discernment

is meditatio.

Real meditation consists of concentrating solely on the Spirit. This is esoteric meditation: the most elevated form of activity that man can accomplish and, at the same time, the most balanced method to find God”.

But let us not get ahead of the events. We will see it all, step by step, in the following books about the Path to the Sacred.

***

Maria B. Meiriño

 

 

Read Full Post »

Older Posts »