Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 junio 2010

Los seres humanos estamos siendo más conscientes de los cambios que vive el planeta.

Y estos cambios de vibración también lo están sintiendo muchas personas en su cuerpo físico y emocional,  de forma intuitiva.

En lo físico lo que más delata la fuerza de este campo energético de vibración más acelerada es el sistema endocrino ya que sufre  cambios de comportamiento en las glándulas.

El ADN que es nuestro mapa genético y sus doce capas, también están mutando,

Hay personas que  les está creciendo otra hélice de ADN.  Y otros la tienen formada.

Estos cambios repercuten en la mutabilidad  del cuerpo físico y de conciencia.

En conclusión estas personas pasan por grandes cambios físicos, emocionales, algunos hacen un giro en la forma de vivir de ciento ochenta gados.

El cerebro de estas personas, su hemisferio derecho trabaja más, y expresan más  creatividad e intuición, gustan de escuchar  música con armonía, aman  los niños, los animales, las plantas y  todas las manifestaciones de Dios en la naturaleza.

Tienen necesidades que no las pueden relegar. Son grandes bebedores de agua.

Si están en meditación o contemplación su campo energético puede interferir en los aparatos eléctricos.

Hay niños que nacen con estos cambios genéticos.

No puedo profundizar más en el tema por una cuestión de espacio en mi columna, así que sigo hablando  de la vibración del planeta y la manera de adaptarse a la nueva vibración que estamos transitando es decir seguir o no las huellas de Dios, porque esto no es más que un proceso que pasaremos todos lo habitantes del planeta.

Eso si, tenemos el libre albedrío, la persona es la que elige vibrar en armonía con esta mudanza que está llevando a cabo el planeta.

Uno de los problemas que siempre ha tenido el hombre es interpretar, siempre ha oscurecido  con el miedo, con dudas y porque no decirlo, también con malicia, lo que tendría que ser un camino de alegría porque vamos rumbo a ser dioses, como decía mi querido amigo P. Taché, “Dioses sois”, en su libro “Seguimos tus huellas”.

Y no los quiero confundir, con este termino, Dioses sois, es una verdad, porque  la meta de la humanidad es llegar a la divinización y todo conspira para que lo logremos.

Ser hombre es querer llegar hasta Dios.

De esto seguimos conversando en el próximo artículo

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Anuncios

Read Full Post »