Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 febrero 2011

Mi experiencia en la visita al santuario del Padre Pío

He tenido la bendición de visitar el santuario del Padre Pío, en Italia, San Giovanni Rotondo.

Viajé con el equipo de producción De Oriente a Occidente- Radio. Y en lo personal, para dar una serie de seminarios y charlas.

Todo lo que se respira en San Giovanni es padre Pío, creo que nadie que pise ese lugar se va sin sentir algo, es un algo que se huele, una energía que empapa la piel,  pero no de la  humedad de piedras viejas, sin ventilación, es una energía cálida, en mi caso, mi cabeza era como que se estiraba en forma de cono hacia arriba, me costaba pisar, apoyar los pies, tenía que hacer fuerza, para sentir el suelo.

Pasaban por mi cuerpo las olas de calor, al principio miré si eran productos de un equipo de aire para mantener el ambiente cálido.

Pero las olas también se sentían en el jardín al aire libre.

Los lugares donde mas fuerza tenían  las olas de aire cálido, repito,  un aire que no movía nada, y la sensación en la cabeza de alargarse hacia arriba, en la habitación donde están guardadas las cartas que enviaban los enfermos al Padre y en la cripta de la iglesia, donde está el sarcófago con su cuerpo incorrupto.

Bien no puedo decir si son los  ángeles los que provocan esto, pero el calor, la paz, el sentimiento de amor que se respira, no es imaginación, es una realidad.

Estas son algunas de  las fotos. Y debajo cuento algunas anécdotas del padre Pío y los ángeles de la guarda.

Anécdotas del Padre Pío y los Ángeles de la Guarda

 

Un hombre le dijo al Padre Pío: Yo no puedo venir siempre a donde UD., pues, mi sueldo no me permite  efectuar viajes largos – el Padre Pío contestó: “¿Y quién te ha dicho de venir aquí? ¿No tienes tu Ángel de la guarda? Le dices a tu ángel que cosa quieres, lo mandas acá, y recibirás  la respuesta.”

……

El Padre Alessio un día se acercó al Padre Pío para preguntarle  algunos consejos;  pero el  Padre Pío no lo atendió. Luego lo llamó y le dijo: ¿No has visto todos aquellos Ángeles que estuvieron aquí alrededor de mí? Fueron Ángeles de la guarda de mis hijos espirituales que vinieron a traerme sus mensajes. Tuve que darles las respuestas rápidamente.”

María Benetti Meiriño

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Anuncios

Read Full Post »

Protegernos de nosotros mismos

 

El ser humano es capaz de protegerse de los animales y de lo externo que le amenaza, mediante el uso de su inteligencia, pero ignora cómo protegerse de su propia conducta errada y de sus malos hábitos.

El mayor  de los enemigos del hombre es él mismo. El ser humano debería temerse a sí mismo cuando obra equivocadamente,  más de lo que teme a sus enemigos personales, a los gérmenes, a las guerras.

Cuando te dejas avasallar por los malos hábitos te conviertes en tu propio enemigo. La mejor forma de triunfar en la aventura de la vida es haciéndote amigo de ti mismo.

En el interior de nuestro cuerpo existe una continua batalla, entre los glóbulos blancos y los gérmenes. Estos soldados, los glóbulos blancos, destruyen cualquier enemigo que entra en nuestro cuerpo y nos cuidan de enfermarnos. Es la continua batalla por sobrevivir que se produce en el interior de nuestro organismo.

No podemos ver todo lo que existe pero eso no quiere decir que no exista, y nos pueda dañar. Si miramos un alimento bajo un microscopio , veríamos el festín que se están dando los gérmenes con él y cuando comemos ese alimento también ingerimos a los gérmenes.

Por eso se dice que no existe ningún vegetariano legítimo, ya que toda persona ingiere millones de gérmenes al día. El enemigo entra dentro de uno mismo, está en la propia mansión del cuerpo.

De la misma forma que nuestros glóbulos blancos nos defienden  de los invasores externos y mantiene nuestro cuerpo sano, de la misma forma en la medida que progresamos en la vida, vamos aprendiendo a defendernos de los desastres físicos, mentales, morales y espirituales. Cuando has afrontado exitosamente las enfermedades y los accidentes físicos, así como también las luchas interiores, puedes afirmar que tu vida ha sido una dulce aventura. Cuando tu enemigo principal, tu ego, está mantenido a raya por los glóbulos blancos de la reflexión y la comprensión el alma no se enferma. Cuanto te has convertido en amigo de ti mismo empiezas la verdadera aventura de la felicidad.

María Benetti Meiriño

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Read Full Post »