Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13 noviembre 2010

El número siete y su simbología

Comenzamos con el valor del siete.

En la Biblia se hace referencia a este como número perfecto, lo completo.

La fuerza que tiene el número siete para indicarnos jerarquías, o estados de perfección.

La palabra siete viene en hebreo de una raíz que significa “estar completo”,  ya sea de lo bueno o de lo malo.

Si buscan en la Biblia encontraran muchas asociaciones con el número siete:

  • El séptimo día de la creación.
  • Los siete espíritus de Dios, que hace referencia a la  perfección de la divinidad.
  • Los siete candeleros de oro, habla de la perfección de la luz.
  • Las siete lámparas, hace referencia a logra la iluminación.
  • Los siete ojos, lograr el  discernimiento.
  • Las siete trompetas, se refiere a las siete potestades de los cielos.

Al hacer un ejercicio con un periodo de siete días estas siguiendo un orden de la creación, que te ayuda de forma natural a completar el ciclo de lo que te has propuesto.

Y si a este ciclo de siete días lo programas con un periodo de seis domingos consecutivos te dará la suma de 42 días.

Ahora vemos el valor del número 42 en los libros de la biblia.

El cuarenta y dos

Es un número que lleva la idea de limitación.

Es múltiplo de siete, pero observen que se tiene que multiplicar por seis.

El seis es un número imperfecto, recuerdan que el siete es símbolo de perfección, de completo, Dios hace el mundo en siete días, son siete los dones del  Espíritu Santo.

Por lo tanto el seis es el número de lo opuesto a la perfección, es casi perfecto, pero le falta un periodo un ciclo para ser siete, para ser perfecto.

Al  hacer un ejercicio con un ciclo de 42 días, 42 semanas, 42 meses. Es tratar de llegar a la perfección, a la iluminación.

Fuimos creados en el sexto día de la creación, por consiguiente el seis es evidente que tiene relación con las actividades humanas, es un número que ejemplifica el hombre trabajando, pero limitado porque le falta un periodo para llegar al siete, el siete es el acercamiento, llegar a la meta, la relación con lo divino.

En el caso del ejercicio del domingo de Jesús misericordioso, se termina el domingo de Pentecostés, cuando festejamos la venida del Espíritu Santo.

María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Anuncios

Read Full Post »