Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 mayo 2010


En respuesta a Xavier Rodriguez

No me fue posible hablar contigo porque la asistente del Congreso se olvidó de apuntarme la pregunta, la disculpo por la cantidad de gente, habría que tener otro sistema o más personas colaborando.

De tantas preguntas que quedaron pendientes por hacer voy a comenzar por ésta: ¿Cómo podemos desatar la mente?

Primero, aprovecho tu comentario para disculparme con las personas que no he podido atender o responder en el congreso, sí tienes razón con respecto a incluir más colaboradores, no se tuvo en cuenta los tiempos que lleva la traducción, de las preguntas y respuestas. Si Dios quiere, en el próximo congreso trataré de que mi Italiano este más cultivado. Te respondo a la pregunta: ¿cómo desatar la mente?

El primer paso:

Ya lo tienes dado, el más importante, te reconoces con ataduras, porque es normal creer que el concepto libertad es moverse libre por el mundo.

Segundo paso:

Ahora bien, para saber cómo desatar la mente, tienes que averiguar que tipos de sogas son las que tienen atada tu mente. Tienes que discernir cuáles son tus ataduras, pero no te enrolles en temas existenciales, vivencias de la infancia, eso déjalo para una sección con el psicólogo, comienza por las sogas que son las más corrientes y terminan siendo las mas difíciles de controlar. Analiza como estás con estos sentimientos: resentimientos, si controlas tu ambición, la envidia, la soberbia, avaricia, los miedos, los complejos. Y ten cuidado ante el escudo inmediato que te surgirá de tu propia mente, “estos son sentimientos normales en los seres humanos”. Este escudo te frena ante tu determinación de cómo desatar tu mente.

Tercer paso:

Saca afuera todos estos sentimientos, analiza cuáles son los mas fuertes, los que más te dominan y luego reconoce que eres tú quien los deja manifestarse en tu vida, al aceptar que eres un envidioso, rencoroso, egoísta, ambicioso, soberbio, un miedoso, que tienes complejos, estás enfrentando tus monstruos internos, y con tu voluntad los irás desatando de tu mente.

Cuarto paso:

Para alimentar esa voluntad, medita, medita en tu divinidad, llénate de luz con la meditación y verás que poco a poco tu mente se desata.

Te puede ayudar esta meditación guiada, sigue este enlace para escucharla.

http://www.youtube.com/watch?v=4G97lv70VQk


María Benetti Meiriño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Anuncios

Read Full Post »